DietasInfo.com

← La dieta de los cítricos, parte 2 Cómo es la dieta Cormillot 2 →
Jorge Grippo

Cómo es la dieta Cambridge

La dieta Cambridge es un régimen hipocalórico. Fue aplicada por primera vez en clínicas especializadas en la pérdida de peso, en Inglaterra, en la década de los ochenta. Se basa en unos polvos preparados para hacer bebidas proteicas, barras de cereales fabricadas especialmente, etc. Estos productos son sustitutos de las comidas. En los Estados Unidos, se la llamó también “Fórmula Original 330”, porque sólo se consumen 330 calorías por día: 110 a la mañana, 110 al mediodía y 110 en la cena. La proporción de nutrientes en la fórmula original, por su parte, era: 10-11 gramos de proteínas, 15 gramos de hidratos de carbono y 1 gramo de grasa. Se aconseja su empleo sólo en mayores de 16 años. La dieta Cambridge tiene tres etapas, aparte de la dieta en sí:

  1. Preparación: se le pide al usuario que baje la ingesta de calorías de a poco, diez días antes de comenzar la dieta.
  2. Estabilización: después de 1 mes de dieta, se agregan 400 calorías más (carne blanca o verduras).
  3. Mantenimiento: se retoma una ingesta de 1.500 calorías diarias. La dieta Cambridge  es un método “de choque”, prácticamente un ayuno calórico que proporciona proteínas para proteger el tejido magro e hidratos de carbono para llevar el cuerpo a un estado de leve cetosis (modo de ayuno del cuerpo, en el que se quema la grasa corporal) y para eliminar la sensación de hambre. La pequeña cantidad de carbohidratos de la dieta de Cambridge se consume rápidamente para obtener energía. Como esto no es suficiente para abastecerlo de toda la energía que requiere, el cuerpo se ve obligado a usar los carbohidratos almacenados. Luego de tres días, éstos se terminan, y el organismo debe pasar a usar la energía de la grasa no deseada. La descomposición de esta grasa es excretada en la orina como “cetonas”. Por eso es muy importante beber mucho líquido para acompañar el proceso (más de 3 litros diarios). Los líquidos recomendados son: agua embotellada, café negro o té, sin azúcar ni leche. Esta cetosis leve tiene las ventajas de dar sensación de bienestar, proteger contra la pérdida de tejido magro y reducir notoriamente el apetito. Se supone que la dieta incluye la cantidad adecuada de vitaminas, minerales, oligoelementos y ácidos grasos esenciales que el organismo necesita. Por eso estos preparados también pueden usarse como complementos de una dieta más equilibrada o en casos de enfermedad con problemas para alimentarse. La manera más eficaz de perder peso es usar la dieta Cambridge como única fuente de nutrición (3 porciones diarias), sin otros alimentos.

 

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← La dieta de los cítricos, parte 2 Cómo es la dieta Cormillot 2 →