DietasInfo.com

← La dieta de mantenimiento – Menú diario La dieta del melón →
Jorge Grippo

Cómo es la dieta de mantenimiento

Después de hacer una dieta más o menos estricta, en su fase inicial, de “ataque” o de “shock”, cuando se pierden muchos kilos en poco tiempo, llega la parte más difícil: mantener el peso conseguido. 

Tenemos miedo de recuperar esos kilos que nos suele costar tanto perder, y ese miedo es muy razonable, porque existe el “efecto rebote”, debido, entre otras cosas, a que, cuando durante la dieta se prohíbe al organismo una cantidad de alimentos, luego éste va a reclamarlos y, a veces, con creces. Una buena dieta de mantenimiento nos permitirá conservar el peso en el que nos sintamos mejor, y también obtener la energía necesaria para nuestro cuerpo, en sus actividades diarias. El secreto de este régimen reside en consumir aquellos alimentos que no tengan grasa pero sí den energía. Hay que combinar la dieta alimentaria con un poco más de ejercicio físico (unos 45 minutos diarios de caminata, bicicleta o cualquier actividad aeróbica), porque empezaremos a ingerir más calorías de las que estábamos acostumbrados. Los alimentos deben ser variados para que esta larga fase no se haga monótona; en realidad, el objetivo es convertir una dieta quizás ocasional en una forma de vida sana y que no nos permita recaer en el sobrepeso. Debe, entonces, haber un plan variado, equilibrado y sano, que contribuya a morigerar el brusco cambio entre una dieta ocasional y un régimen que tienda a ser permanente.

Consejos generales

  • Realizar al menos 5 comidas por día, 3 principales más 2 colaciones.
  • No saltear comidas.
  • Evitar el “picoteo” entre ellas.
  • Asegurarse de incorporar cantidades correctas de hidratos de carbonos proteínas, vitaminas y minerales.
  • Dejar de lado el azúcar y, en lo posible, la sal.
  • Consumir muchas frutas y verduras (todos los días).
  • No beber alcohol; tampoco, gaseosas muy azucaradas.
  • Beber al menos 2 litros de agua por día.
  • Evitar las frituras.
  • Consumir carnes magras, hechas a la plancha o al horno.

 

Ver también:

La dieta de mantenimiento - Menú diario

La dieta de mantenimiento - Menú semanal

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← La dieta de mantenimiento – Menú diario La dieta del melón →