DietasInfo.com

← La dieta del té rojo La dieta ortomolecular, parte 2 →
Jorge Grippo

Cómo es la dieta ortomolecular

La dieta ortomolecular (del griego, orto, “correcto” o “justo”) se basa en suministrar a las células los nutrientes correctos, y en las dosis justas, para que esas células funcionen lo mejor posible. Se aplica con eficacia a gran cantidad de problemas de salud y al control del peso.

Primero, hay que identificar los desequilibrios nutricionales del paciente, analizando sus hábitos de vida. Se respeta la “individualidad bioquímica” de cada persona, para poder recomendarle la mejor alimentación y el uso adecuado de suplementos nutricionales (vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos esenciales).

Es una dieta sana, compuesta por alimentos orgánicos, naturales e integrales, excluyendo todos los ingredientes refinados o sintéticos (azúcar, harinas y aceites), colorantes, saborizantes, y todo tipo de aditivos químicos. La pueden implementar tanto personas sanas que quieren mantenerse así, como aquellas que tienen que modificar su forma de vida, para restablecerse de una enfermedad, del estrés, del sobrepeso, etc.

La “individualidad bioquímica” es un principio formulado por Roger Williams, que afirma que todos los seres humanos tienen una composición química distinta, por lo cual sus dosis óptimas de nutrientes serán diferentes también: desde una cantidad mínima hasta otras sumamente elevadas (pero siempre controladas y, por lo tanto, inocuas).

Esta dosis que se va a recomendar a cada paciente depende de factores como la predisposición genética y los factores medioambientales: sexo, edad, estado de salud general, exposición a toxinas y contaminación, carga de estrés, traumatismos físicos y emocionales, y las diversas enfermedades que se hayan padecido.

Los micronutrientes que se administran (entre ellos, vitaminas) se pueden consumir durante toda la vida, porque no acarrean peligros ni tienen efectos secundarios.

La personalización de la dieta incluye, por supuesto, la alimentación, ya que no a todas las personas les sirve lo mismo. La alimentación ortomolecular completa las dietas típicas, que suelen ser deficitarias en algunos aspectos.

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← La dieta del té rojo La dieta ortomolecular, parte 2 →