DietasInfo.com

← La dieta de Jenny Craig - Menú La dieta NutriSystem® →
Jorge Grippo

La dieta de las celebridades

Cuando uno observa las estilizadas siluetas de Cameron Diaz o Jessica Alba, con sus finas piernas y sus vientres planos (incluso después de un embarazo…), probablemente tienda a preguntarse cómo hacen. estas y otras estrellas de Hollywood. para lograrlo…

Ellas suelen jurar que sus cuerpos esbeltos provienen de comer muy bien y hacer ejercicio muchas horas al día; pero también es cierto que hay algunas fórmulas más específicas que las ayudan a mantenerse así. A continuación, se revelan un par de estrategias que las estrellas utilizan para poder pasearse por la alfombra roja.

1. Desayunar muy bien El entrenador personal de las celebridades Gunnar Peterson (entre cuyos clientes están Jennifer Lopez, Leah Remini y Penélope Cruz) recomienda comer algo dentro de los 30 minutos de despertarse, para darle al cuerpo la señal de que uno no va a morirse de hambre, y entonces pueda empezar a quemar grasas normalmente. Su sugerencia principal es un taza de avena con algo de frutas trozadas y quizás un huevo hervido (la parte de la clara, por supuesto). La avena y la fruta aportan un buen golpe de fibra, y la clara de huevo es rica en proteínas. Ambas dan sensación de saciedad, aparte de nutrir y facilitar la digestión. En general, los nutricionistas están de acuerdo en que las personas que comen buenos desayunos pierden peso y sostienen esta pérdida a largo plazo, mucho más que las que se saltean esa comida. (Por supuesto, ingerir un desayuno lleno de calorías o carbohidratos es contraproducente.)

2. Evitar los alimentos “blancos” El entrenador Teddy Bass, famoso por su cliente, la bella Cameron Diaz, sugiere descartar todos los carbohidratos de color blanco: pan, pastas, galletas, arroz. Especialmente, cuando la estrella tiene que perder peso para filmar una película o asistir a un gran evento… “Estos alimentos —dice— son altos en azúcares, lo que significa que el cuerpo se pondrá a quemar estos, antes que la grasa almacenada”. ¿Esto significa ser “carbofóbicos”? No necesariamente, ya que se pueden obtener carbohidratos mucho más sanos consumiendo frutas y vegetales. Limitar los carbohidratos procesados es una buena estrategia. De todas maneras, también hay que tener en cuenta que las harinas y los cereales integrales también tienen bastantes calorías; entonces, no se trata de abusar de ellos como remplazo.

 

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← La dieta de Jenny Craig - Menú La dieta NutriSystem® →