DietasInfo.com

← La dieta mediterránea Dieta volumétrica →
Jorge Grippo

La dieta de la Luna

La dieta de la luna es un método clásico y eficaz para adelgazar entre 2 y 3 kilos en un solo día. Su clave reside en un ayuno semanal de 25 o 26 horas durante el cual solamente se pueden tomar líquidos; el comienzo del ayuno debe coincidir con la hora del cambio de fase lunar.

La dieta de la Luna está basada en que los líquidos de nuestro organismo tienden a seguir los ritmos de las mareas (que, a su vez, dependen de la influencia lunar). Por eso es más eficaz aun en personas que sufran retención de líquidos.

Pero el efecto de la dieta de la Luna no está determinado sólo por ese día de ayuno semanal, sino también porque, al no comer en esas horas, se potencian los efectos desintoxicantes del ayuno. De hecho, los 2 o 3 kilos que se pierden no se recuperan fácilmente, ya que la dieta estimula la eliminación de líquidos aun en los siguientes días.

Durante el ayuno, se pueden ingerir: agua, jugos y licuados de frutas (poco dulces), agua de verduras hervidas o licuadas. No leche ni gaseosas; mucho menos, alcohol. Y es mejor abstenerse de té o café. Hay que tomar de 3 a 4 litros de líquidos durante el día.

Es imprescindible ayunar 25 o 26 horas seguidas a partir de la hora exacta en que empieza el cambio de fase lunar. Por ejemplo, si el cambio de fase es a las 4.05, el ayuno empezará entonces y terminará a las 5.05 (o 6.05) del día siguiente. No sería necesario levantarse a esa hora para comer, sino tomar líquidos desde el desayuno. En cambio, si la fase empieza a las 8.15 de la mañana, se puede desayunar algo sólido antes, y después hacer el ayuno de 25 o 26 horas.

Por supuesto, entre ayuno y ayuno, no hay que cometer excesos y, en lo posible, llevar a cabo una buena dieta de mantenimiento.

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← La dieta mediterránea Dieta volumétrica →