DietasInfo.com

← La dieta neurobiológica La dieta budista →
Jorge Grippo

La dieta de los abdominales

El siguiente es un ejemplo de menú de la dieta de los abdominales, o dieta ABS.

 

Desayuno: avena con frutos del bosque; suplemento alimenticio de trigo en polvo, con mantequilla de maní; zumo de algún vegetal (zanahoria, pepino, etc.).

Almuerzo: ensalada de frijoles; pavo o pollo (sin piel), con un pan integral.

Cena: una omelette de espinaca con queso no graso; ensalada verde, con aceite de oliva y limón; una tostada de pan integral; fresas.

Snacks (entre comidad): nueces; mantequilla de maní; almendra; queso o yogur no graso; humus o dip de frijoles con palillos de apio.

 

Consejos generales:

 

- La duración de la dieta de abdominales es indefinida. Puede seguirse mucho tiempo sin perjuicio para la salud (al contrario).

- Se puede comer en restaurantes, siempre que se elijan platos como comidas similares a las aconsejadas.

- Evitar el alcohol por lo menos las primeras seis semanas, y luego consumirlo con moderación.

- Hacer 30 minutos de ejercicio, tres días a la semana, como mínimo.

- Disminuir el consumo calórico no más de un 15% de la cantidad actual (más es peligroso).

- Comer varias veces al día. Repartir las calorías en 5 o 6 comidas diarias.

- Que en cada comida haya por lo menos un alimento de alto contenido en proteínas.

- En el caso de las carnes, que sean magras.

- No obsesionarse con seguir la dieta de manera estricta. De vez en cuando, vale algún “permiso”: un poco de chocolate, un helado, un plato pequeño de patatas fritas, una hamburguesa.

- Usar la licuadora (o la batidora): mezclar frutas, yogur desnatado, leche y hasta polvo de proteína, para hacer tentempiés sanos y más digeribles (ideales para antes y después del ejercicio).

- Nada de gaseosas ni zumos artificiales.

- Beber mucha agua (9 vasos por día, como mínimo).

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← La dieta neurobiológica La dieta budista →