DietasInfo.com

← Cómo es la dieta del Creador La dieta PronoKal® →
Jorge Grippo

La dieta macrobiótica

La macrobiótica (del griego macrós, grande, y bíos, vida; “vida larga”) fue creada por el sabio japonés Ohsawa (1893-1966) y difundida por sus discípulos. Es un sistema filosófico y un modo de vida. Sus cultores afirman que la aplicación del “principio único” (o del yin y el yang) permite comprender y resolver todos los problemas concretos de la existencia humana.

La relación entre la filosofía y la práctica se verifica, especialmente, a través de la alimentación. Ohsawa expuso la idea de que, alimentándonos según el principio único (es decir, “según las leyes naturales”), nuestro organismo se armonizará y se reencontrará con su salud, si la hemos perdido.

De este modo, la dieta macrobiótica se puede emplear tanto para curar enfermedades como para adelgazar. En realidad, es una combinación del vegetarianismo más estricto con los aportes de la filosofía budista. Se basa, precisamente, en el equilibrio entre alimentos considerados yin y alimentos considerados yang. “Equilibrio” aquí significa también que no haya excesos ni tampoco carencias.

El fin último de la dieta macrobiótica no es sólo “alargar la vida”, curarse o perder peso, sino, y sobre todo, que el ser humano alcance una conciencia total, lo que le permitirá controlar sus estados de salud y sentirse pleno.

Como las situaciones de la vida son cambiantes, el estudio adecuado del yin y el yang permite adaptar permanentemente la alimentación a las necesidades de cada etapa, sea por la edad, sea por la actividad que uno tiene que realizar, etc.

No hay, entonces, recomendaciones rigurosas y siempre iguales. De hecho, Ohsawa propuso 10 regímenes equilibrados, desde el más “abierto” al más “estricto”. Y, con el paso del tiempo, se agregaron más posibilidades.

La palabra macrobiótica significa “larga vida”. Hoy, se considera una de las dietas más populares entre las famosas; la siguen, entre otras, Madonna y Gwyneth Paltrow.

La comida se elige teniendo en cuenta el equilibrio entre los principios del yin y del yang. Los alimentos yin son aquellos que tienen una energía debilitante, mientras que los alimentos yang son los necesarios para lograr salud y bienestar físico y mental. En el primer grupo, figuran: azúcar, miel, frutas tropicales, lácteos, carne, huevos, almejas, bebidas alcohólicas, especias, alimentos procesados, conservas, etc. En el segundo grupo: cereales, algas marinas, legumbres y vegetales y frutas; todo, cultivado sin pesticidas.

En esencia, se trata de una dieta de bajo contenido graso y alto contenido de fibra. Se compone de aproximadamente: 50-60% de cereales integrales (mayormente arroz, pero también trigo sarraceno, centeno, mijo); 25-30% de verduras (salvo algunas, como patatas, tomates, berenjenas y pimientos); 10% de frijoles y otras legumbres; 5% sopa de mijo. También puede incluir pequeñas cantidades de pescado y mariscos; frutos secos y semillas; frutas locales (pero no tropicales); algunos condimentos (jengibre, pepinillos, vinagre de arroz integral).

La dieta macrobiótica está compuesta de una serie de diez regímenes divididos en fases numeradas del -3 al +7. La última fase está compuesta sólo por cereales. Su duración, por otro lado, es indefinida, ya que es todo un modo de vida. Los platos se estipulan según una serie de factores: temporada, clima, actividad, sexo, edad, estado de salud. Algunos alimentos se comen crudos, pero la mayoría se cocina al vapor o salteados. Se introducen las algas marinas casi diariamente. No se permite usar especias o ingredientes químicos. Se eliminan los productos refinados. Sólo puede sazonarse con sal marina. El alcohol y el café están prohibidos.

Un problema de la dieta macrobiótica es que restringe el consumo de agua. También es escasa en proteínas, vitamina B12, hierro y calcio.

Modelo de dieta macrobiótica

A continuación, se propone un modelo de dieta macrobiótica, con menús para siete días.

Desayunos: siempre incluyen un zumo de fruta (a elección) y una porción de cereales integrales con leche descremada.

Colaciones: se pueden hacer dos por día, a media mañana y a media tarde; consisten en una fruta de estación (a elección).

Día 1. Almuerzo: porción de arroz integral, ensalada de lechuga con aceite de maíz, fruta de estación (a elección). Cena: taza de caldo de chauchas negras; porción de arvejas (con aceite de girasol y algas); 1 fruta de estación (a elección).

Día 2. Almuerzo: ensalada pequeña de zanahoria rallada, cebolla, lechuga y puerro (con aceite de sésamo); zumo de rábanos; 1 fruta de estación (a elección). Cena: pechuga de pollo (al horno, sin piel); porción de col hervida (con aceite de maíz); 1 fruta de estación (a elección).

Día 3. Almuerzo: porción de calabaza amarilla (hervida), con aceite de sésamo; ensalada pequeña de lechuga y cebolla; 1 fruta de estación (a elección). Cena: porción de carne al horno; porción de arvejas y chauchas (hervidas); 1 fruta de estación (a elección).

Día 4. Almuerzo: taza de caldo de chauchas negras; porción de habas peladas (al vapor); 1 fruta de estación (a elección). Cena: ensalada pequeña de zanahoria rallada, cebolla, lechuga y puerros (con aceite de sésamo); zumo de rábanos; 1 fruta de estación (a elección).

Día 5. Almuerzo: pechuga de pollo al horno (sin piel); porción de col hervida (con aceite de maíz); 1 fruta de estación (a elección). Cena: porción de arroz integral; ensalada de lechuga (con aceite de maíz); 1 fruta de estación a (elección).

Días 6 y 7: se puede repetir uno de los anteriores.

Otras variantes proponen o agregan:

Desayuno: galletas de arroz con puré de sésamo o paté vegetal; crema de mijo o de arroz con pasas.

Almuerzo: sopa de verduras con algas y salsa de soja; arroz integral cocido con alga kombu, legumbres y tofu; manzana cocida; té.

Merienda: galletas de arroz con mermelada; té.

Cena: sopa de verduras con shiitake (hongo japonés); pescado con verduras al vapor.

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← Cómo es la dieta del Creador La dieta PronoKal® →