DietasInfo.com

← Cómo es la dieta ortomolecular La dieta del sabor justo →
Jorge Grippo

La dieta ortomolecular, parte 2

Recomendaciones:

La dieta ortomolecular identificaa los alimentos que a cada persona en particular le resultan beneficiosos, de manera de incluirlos rutinariamente en su régimen.

Se suprimen de la dieta todos aquellos alimentos que hayan sido producidos en suelos pobres, fertilizados con abonos químicos o contaminados con productos artificiales, como pesticidas, insecticidas, etc.

Por el contrario, se incluye la mayor variedad posible de alimentos producidos de modo certificadamente orgánico, frescos, integrales, poco cocinados.

La dieta ortomolecular exige:

Simultaneidad.

Proporcionalidad.

Dosificación óptima.

Dosificación terapéutica.

Se debe identificar con máxima precisión el tipo de dieta que puede hacer una persona; aunque esto no siempre se admita, hay gente a la que las ensaladas, las frutas y el agua en mucha cantidad no le caen bien. Entonces, tendrán que ingerir otras cosas.

Por ende, para obtener una salud óptima y mantener un buen peso, es crucial descubrir las necesidades individuales de cada organismo.

Si bien es imprescindible que lo determine un especialista en medicina ortomolecular, se pueden sugerir algunos consejos muy generales:

- Comer en un ambiente tranquilo, sin televisor ni ruidos.

- No tomar líquidos durante las comidas.

- Beber zumos naturales de frutas, recién exprimidos.

- No mezclar lo dulce con lo salado.

- Combinar todos los alimentos con verduras o frutas (si no caen mal).

- Consumir el alimento adecuado en el momento adecuado.

- Identificar cada vez mejor los alimentos nutritivos y digeribles, y los que no lo sean.

- No pasar más de tres horas sin consumir algún alimento nutritivo.

- Los alimentos deben ser lo menos procesados posible (nada de congelados o enlatados).

- Consumir los alimentos poco cocinados (si es posible, un 30% de crudos).

- Individualizar bien las intolerancias o alergias individuales.

- Cocinar con harina integral y azúcar de caña.

- El cambio en los hábitos alimenticios no debe ser brusco sino gradual.

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← Cómo es la dieta ortomolecular La dieta del sabor justo →