DietasInfo.com

← La dieta eat well plate de Harvard Comer para perder, la dieta de Isabel de Los Ríos →
Jorge Grippo

Pilates ejercicios

El método o sistema Pilates (o simplemente Pilates) es una forma de entrenamiento físico y mental. Fue elaborado, a principios del siglo XX, por Joseph Hubertus Pilates, basándose en sus conocimientos de gimnasia, traumatología y yoga, para unir el dinamismo y la fuerza muscular con el control mental, la respiración y la relajación. Al principio lo llamó contrología (contrology), para subrayar el fuerte uso de la mente en el control del cuerpo.

Pilates se centra en desarrollar los músculos internos para mantener el equilibrio corporal, y así dar estabilidad y firmeza a la columna vertebral. Por esto, es muy usado como terapia de rehabilitación, y para prevenir y curar el dolor de espalda.

Pero la finalidad esencial del método es que sus principios se incorporen a la actividad diaria hasta que ser conviertan en inconscientes y espontáneos.

Con el tiempo, Pilates ha sido combinado con otras disciplinas: yogalates, Pilates con chi, tangolates, etc. También se trata de una marca famosa, a menudo objeto de controversias legales. Desde el año 2000, es un nombre genérico para un tipo de ejercicio y puede ser usado por quien quiera.

Algunos de sus principios fundamentales son: alineamiento; centralización; concentración; control; precisión; fluidez; respiración.

Los ejercicios están compuestos, sobre todo, por movimientos controlados, híperconscientes y coordinados con la respiración; la meta es desarrollar un cuerpo armonioso, musculado y flexible. A través de la práctica, la mente va tomando conciencia de limitaciones y fortalezas del cuerpo, para mejorarlo. Es una actividad muy técnica; la correcta ejecución de los ejercicios es más importante que el número de series o el “esfuerzo”.

Un elemento muy importante de Pilates es el powerhouse (centro de poder o de energía), ubicado en la parte inferior del tronco, como una franja que rodea la zona lumbar y abdominal. Una clave del método es su fortalecimiento, lo que habilitaría al cuerpo a moverse libre y equilibradamente, evitando movimientos perjudiciales. Todos los movimientos se inician y se mantienen desde esta zona.

Por su parte, la respiración también tiene un rol fundamental en Pilates. Los resultados de aplicarla correctamente son mayor capacidad pulmonar y mejor circulación sanguínea (que, a su vez, se traducen en fuerza, flexibilidad, coordinación mental y buena postura). Se debe practicar la respiración intercostal: al inspirar, se nota cómo se separan las costillas. Al espirar, primero se cierran las costillas y después se hunde el powerhouse, con sensación de pegar el ombligo a la columna. La respiración debe ser, en todo momento, lenta y continua, con inhalaciones y exhalaciones de la misma duración, para permitir un óptimo intercambio gaseoso (oxígeno-dióxido de carbono) en el organismo.

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cómo es la dieta genética, segunda parte

Coméntalo en tu Facebook

← La dieta eat well plate de Harvard Comer para perder, la dieta de Isabel de Los Ríos →