DietasInfo.com

← La dieta NutriSystem® Dieta para perder peso sin pasar hambre →
Jorge Grippo

Chía

La chía (Salvia hispanica) es una planta herbácea de la familia de las lamiáceas; junto con el lino, es una de las especies vegetales con mayor concentración de omega 3 (ácido graso alfa-linolénico). Proviene de América Central y de México, donde es muy usada. Es una herbácea anual que alcanza hasta 1 metro de altura. Al final del verano, sus flores dan un fruto en forma de aqueno indehiscente. Las semillas son muy ricas en mucílago, fécula y aceite; tienen unos 2 milímetros de largo por 1,5 de ancho; son ovaladas y lustrosas, de un color pardogrisáceo a rojizo. La chía se cultiva para aprovechar sus semillas, que se emplean, entre otras formas, molidas, para alimento. Las semillas remojadas liberan el mucílago, lo que resulta en un líquido gelatinoso; saborizado con zumos o esencias, se consume como bebida refrescante. Las semillas también pueden secarse y molerse para preparar una harina fina, de intenso sabor, llamada pinole, que se consume como dulce. Incluso los brotes tiernos se aprovechan crudos o cocidos, y pueden ser servidos en ensaladas. La composición química de la semilla es: 20% de proteína, 25% de fibra alimentaria (5% de fibra soluble con muy alto peso molecular) y 34% de aceite. A su vez, 64% de este aceite es omega 3. No contienen gluten, por lo cual son aptas para celíacos. No se les conocen componentes tóxicos. Se sabe que el ácido graso omega-3 tiene ventajas extraordinarias para luchar contra el colesterol y prevenir enfermedades cardiovasculares. Una dieta rica en omega-3 también se está relacionando con un menor riesgo de padecer Alzheimer. En algunos estudios con animales, una dieta con 10% de chía dio como resultado un contenido considerablemente menor de grasa en la carne, respecto de la dieta de control. Luego de mucho tiempo de haber sido ignorada, la ciencia de la nutrición ha comenzado a investigar más sobre las propiedades de la chía para adelgazar y para la salud en general. Se ha establecido que es un cereal con un alto valor nutritivo y que, gracias a su composición química, puede ser incorporada con ventaja a dietas para bajar de peso. Su porcentaje de fibra soluble es ideal para proveer sensación de saciedad, y ayudar a eliminar el exceso de colesterol y triglicéridos en sangre; también permite controlar los niveles de glucosa y luchar contra el estreñimiento (es un laxante natural). Posee antioxidantes como flavonoides, zinc, manganeso, que favorecen la regeneración celular y mejoran el metabolismo en general. Es un alimento rico en proteínas, que contienen aminoácidos esenciales, como la licina. Posee vitaminas del complejo B, que ayudan a evitar la formación de ateromas. Sus propiedades y beneficios se obtienen a través del aceite, la harina y las semillas. Por supuesto, en la actualidad, también se comercializa en cápsulas con diversos porcentajes de aceite.

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← La dieta NutriSystem® Dieta para perder peso sin pasar hambre →