DietasInfo.com

← La dieta de la compensación Cómo es la dieta de la fibra →
Jorge Grippo

Dieta para las fiestas

Dieta de la compensación

Todos sabemos lo complicado que es cuidar la línea durante la Navidad y las festividades de fin de año, sin embargo, esto es posible siguiendo la Dieta de la compensación, un régimen que te enseña como compensar los excesos navideños para no subir de peso.

La Dieta de la compensación incluye una alimentación equilibrada, ideal para compensar los atracones de dulces y grasas propios de esta época. Es una dieta completa y precursora de la regeneración celular, antioxidante y diurética por los alimentos que incluye.

 

La Dieta de la compensación aporta una proporción equilibrada de nutrientes básicos, destacándose el peso de las proteínas, el selenio, las vitaminas del grupo B y las vitaminas A, C, E y K.

 

Contrario a lo que muchos creen, no es aconsejable suprimir algunas comidas, a sabiendas de que te excederás durante la cena o almuerzo. La Dieta de la compensación propone ingerir de 5 a 6 comidas equilibradas al día (desayuno, tentempié, almuerzo, merienda, cena, algo antes de acostarse). Esto te permitirá llegar sin ansiedad a las comidas principales y prevendrás los temidos atracones. Además te ayudará a mantener los niveles de insulina y glucosa equilibrados y aumentará tu gasto calórico.

 

El almuerzo o cena de los días festivos, es a libre elección. Recuerda que se trata de que comas porque algo se te apetece y no por pura ansiedad.

 

Alimentos en la Dieta de la compensación

 

La Dieta de la compensación incluye alimentos saludables y variados, que aportan al organismo carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales necesarios. Entre ellos tenemos:

 

Frutas: naranja, piña, kiwi, pomelo.

Verduras: tomate, espárragos, ajo, berenjena, apio, cebolla, lechuga, puerro, pepino, zanahoria, pimiento rojo, pimiento verde, acelgas, espinacas, alcachofas en conserva.

Lácteos: leche de vaca desnatada, yogur desnatado de sabores, queso de Burgos, leche de vaca desnatada.

Cereales y derivados: Pan integral tostado, cereales de desayuno variados, barrita de cereales sin azúcar, galleta María integral.

Pastas y arroz: pasta integral, arroz integral.

Carnes: ternera magra, pechuga de pavo.

Embutidos: jamón cocido, jamón serrano, pechuga de pavo.

Mariscos: trucha, atún natural, lubina, gamba roja, sepia.

Bebidas: té verde o rojo , gazpacho en conserva, caldo vegetal, manzanilla con anís.

Otros: huevos, aceite de oliva, mermelada light, sal flúor-yodo, pimienta negra, vinagre de manzana, tomate triturado natural.

 

Darse un homenaje comiendo no está reñido con conseguir tu peso ideal. Por eso, te proponemos una fórmula infalible que funciona para adelgazar y mantenerte en tu peso sin sufrir: la dieta de la compensación y varias recetas depurativas para contrarrestar algún que otro extra en tu menú. ¿Nos sigues?

 

Una cenita con tus amigas, largas comidas de trabajo, la celebración de un sinfín de fiestas… pueden desequilibran tu dieta ¿verdad? Pues bien, el truco para no engordar en el intento, no es no comer sino aprender a compensar o seguir la dieta de la compensación, una tendencia alimentaria que suma enteros en las consultas de los mejores nutricionistas.

Compensa para no engordar

 

Según el estudio Vitalínea de Danone, el 80% de las mujeres reconocen compensar “siempre o en ocasiones”- los excesos, con alimentos o fórmulas ligeras para evitar las dietas estrictas que pueden acabar mermando tu salud-. Se trata de uno de los recursos infalibles de 9 de cada 10 mujeres, que cuidan su alimentación para no engordar y que optan en un 62 por ciento de los casos por compensar esos “extras” tomando algo más ligero esa noche o al día siguiente (un yogur, frutas, verduras…).

¿Qué es la dieta de la compensación?

 

¿Quieres aprender a comer? Algunos centros como Medica Diet, cuentan con talleres intensivos para adelgazar ayudándote a combatir la ansiedad. Están orientados a aprender y practicar técnicas para controlar tu forma de comer sin pasar hambre y sin pastillas. Además, tienen planes personalizados para depurar los excesos navideños manteniendo tu báscula a raya. Más info: 91 550 30 14. www.medicadiet.com

 

Se trata de una fórmula dietética que equilibra los excesos en ciertas comidas diarias por compromisos sociales o laborales, ¡inevitables!, compensándolos con almuerzos o cenas mucho más ligeras basándose en un menú bajo en calorías pero completo y equilibrado compuesto principalmente por alimentos y nutrientes depurativos como un yogur o un lácteo desnatado, una ración de fruta, de hortalizas o una receta depurativa.

 

Tras el exceso, la dieta de la compensación apuesta por menús hipocalóricos pero, eso sí, sin que por ello tengas que ayunar ni pasarte el día con un par de zumos sino aprendiendo a elegir los alimentos más adecuados que ayuden a tu organismo a depurarse y a limpiar el rastro de tus excesos cometidos.

¿Para quién está recomendada?

 

Para personas con un índice de masa corporal normal, que buscan mantenerse en su peso y sobre todo, para ti, si te has saltado un plan de dieta hipocalórica de adelgazamiento. Según la doctora Mar Mira de la Clínica Mira+Cueto “con un sola jornada de compensación basta para quitarte de encima el peso extra acumulado tras haber sucumbido a un exceso gastronómico”.

Lo mejor:

 

Mejora el equilibrio alimentario y te ayuda a mantener la báscula a raya.

¿Cuánto dura?

 

Debe realizarse al día siguiente del exceso y nunca prolongarse durante más de tres días.

 

 

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← La dieta de la compensación Cómo es la dieta de la fibra →