DietasInfo.com

← La dieta del espárrago Cómo es la dieta de los esquimales →
Jorge Grippo

La dieta de los colores

La dieta de los colores es un régimen alimenticio y de adelgazamiento que tiene mucho éxito, especialmente en Estados Unidos. Uno de sus cultores es el doctor David Heber (asesor de la compañía mundialmente famosa Herbalife), quien también ha desarrollado la dieta L.A Shape.

Los colores, según esta teoría, no sólo hacen que la comida se vea más bonita y atractiva, sino que también son la clave para una dieta sana. Consumiendo diariamente frutas, hortalizas y verduras frescas de diversos colores, se puede garantizar la ingesta de alimentos de baja cantidad de calorías y alta cantidad de nutrientes (vitaminas, minerales, fibras y fitoquímicos). Asimismo, se reduce mucho el peligro de desarrollar enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes, entre otras.

Aparentemente, los pigmentos que dan color a cada alimento tienen un efecto específicamente benéfico para la salud; por ello, al comer alimentos de varioscolores al día, le garantizamos protección a nuestro organismo.

Dice el doctor David Heber: “El color es la clave de la buena nutrición. Tras haberme dedicado durante más de 20 años a estudiar la relación entre la dieta y la prevención del cáncer, creo que nuestra mala alimentación explica las enfermedades más comunes de hoy, incluidos los males cardiacos y lo que llamo diabesidad: la creciente epidemia de obesidad y diabetes.

Por asombroso que parezca, comer frutas y verduras a diario no garantiza una ingestión suficiente de nutrientes esenciales, pues las verduras de gran consumo (por ejemplo, la lechuga y las papas fritas) no nutren mucho. Una pista importante: su falta de color. Las frutas y las verduras de colores vivos contienen grandes cantidades de fitonutrientes, sustancias vegetales que alimentan y combaten las enfermedades.

Para obtener estas sustancias en cantidad suficiente, basta agregar una porción (una fruta, una taza de jugo, una o dos tazas de verdura) de cada una de las familias de color a una dieta de cereales enteros, proteínas y grasas saludables. No podría ser más fácil.

Al decir de mis pacientes, este régimen de colores no parece una dieta, y aun así se pierden kilos, porque las frutas y las verduras reemplazan naturalmente los panes y otros bocadillos de gran valor calórico. Así aumentará también el consumo de vitaminas, minerales y fibra”.

Ejemplos y menúes.

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← La dieta del espárrago Cómo es la dieta de los esquimales →