DietasInfo.com

← Chitosán o quitosano Cómo es la dieta de la felicidad →
Jorge Grippo

Ajedrea

Las ajedreas o hisopillos (Satureja spp.) constituyen un género con aproximadamente 30 especies de hierbas y arbustos, de la familia de las lamiáceas, originarios de las regiones templadas del hemisferio norte.

Varias de estas especies se emplean como hierbas aromáticas en gastronomía (especialmente en la Provenza francesa, el sur de Europa, el mar Negro). También se denominan: morquera, saborea, salsa de pobre, etc. Las ajedreas son anuales o perennes, de poca altura, con hojas opuestas de 1 a 3 centímetros de largo. Producen racimos de florecillas axilares, blancas a violáceas, que florecen entre agosto y septiembre (en el hemisferio norte). Prefieren suelos secos, arenosos, bien drenados, y necesitan mucho sol. Su sabor es parecido al tomillo, picante, con un poco de olor a pino. Con ella se pueden hacer infusiones y, mediante la destilación de sus hojas, se obtiene aceites esenciales. La ajedrea es una planta que siempre ha sido considerada benéfica para la salud, además de ser usada como condimento. Sirve para prevenir las flatulencias causadas por las legumbres; sus aceites esenciales dan energía y tonifican; aumenta las defensas: combate las infecciones porque es antiséptica, bactericida, astringente; disminuye la fatiga mental; es buena para asma y bronquitis; es expectorante; evita diarreas infecciosas y otros trastornos gastrointestinales; es repelente de insectos; estimula la circulación de la sangre; es antiespasmódica. Muchas de sus cualidades la hacen recomendable para perder peso de forma natural: contiene mucílagos, que ayudan a reducir el apetito, e isoflavonas, que actúan como antioxidantes, mejorando el metabolismo celular; favorece el metabolismo estomacal, hepático y vesicular; actúa como diurético, estimulando la eliminación de líquidos, y depura el organismo, permitiendo una mejor eliminación de residuos y toxinas. Se recomienda incluir una infusión de ajedrea media hora después de cada comida. De esta forma, se supone que potencia el efecto adelgazante de una buena dieta. Se recomienda preparar la infusión con una cucharada de hojas y flores frescas o secas; se deja hervir 5 minutos y reposar otro tanto; luego se cuela, y está lista para tomar. Los aceites esenciales, a su vez, se pueden tomar, con precaución: solamente 2 gotas con una cucharadita de miel, 2 o 3 veces por día

 

 

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← Chitosán o quitosano Cómo es la dieta de la felicidad →