DietasInfo.com

← Edulcorantes, segunda parte Cómo es la dieta de la sopa mágica →
Jorge Grippo

Cómo será la dieta nutrigenética

La nutrigenética es la disciplina que estudia el efecto de las dietas y de los hábitos nutricionales en relación con el genoma humano. 

La nutrigenética, o dieta del ADN, es aparentemente la respuesta a la pregunta por una dieta personalizada, perfectamente adaptada a cada individuo, ya que, gracias a los avances en el rastreo de información genética, se pueden conocer cada vez más ajustadamente las necesidades nutricionales de cada organismo. Dicen los expertos que la dieta del ADN terminará sustituyendo los distintos regímenes que hoy, porque la información obtenida en el laboratorio genético dará respuestas muy precisas sobre cuáles alimentos son los más adecuados en la dieta diaria. Algo mucho más científico que lo que puede aconsejar un especialista en nutrición, basándose en métodos tradicionales, en sus conocimientos y experiencias personales, o en estudios aislados, anteriores a los avances en el genoma. (No confundir la nutrigenética con la nutrigenómica: la primera analiza cómo responde la estructura genética de cada uno ante los nutrientes aportados por la alimentación; la segunda, que engloba a la anterior, es la ciencia responsable de explicar los mecanismos mediante los cuales determinados nutrientes pueden alterar la estructura de la información genética; la manifestación de genes que predisponen para ciertas enfermedades, como la diabetes o la obesidad, podría modificarse con la alimentación, reduciendo el riesgo de padecer esas dolencias.) En un futuro no demasiado lejano, la identificación del genoma de cada persona será una realidad, una información muy valiosa que los especialistas podrán interpretar para diseñar la dieta más recomendable a fin de que nuestro organismo funcione mejor y no desarrolle enfermedades. La nutrigenética permitirá paliar el desajuste que hay entre los nutrientes aportados por la alimentación y lo que los genes pueden asimilar. Lo que explica, entre otras cosas, que no todas las personas reaccionen igual ante la misma dieta. Por ejemplo, investigaciones en nutrigenética confirman cómo los genes se adaptan, luego de varias generaciones, a diferentes costumbres, lo que explicaría la mayor incidencia de la obesidad en países en que se han producido modificaciones culturales y alimentarias. Otra aplicación será el ajuste de los “relojes biológicos” de cada persona, para determinar los mejores horarios de sus comidas.

 

Compártelo

Te puede interesar también
Gordo, enfermo y casi muerto, la dieta de Joe Cross
La dieta cetogénica
Cuántas calorías tiene la zanahoria

Coméntalo en tu Facebook

← Edulcorantes, segunda parte Cómo es la dieta de la sopa mágica →